29 de diciembre de 2016

TE AMO  
Y te voy a amar más que a nada en toda mi eternidad. Si llegaste a mi vida en el momento que más te necesitaba, no me quedan dudas que sos la cura para todo lo que no pude encontrar respuestas ni alivio en estos años.
Sos mi bendición.

Estoy esperándote, hijo. Mientras juro que te voy a proteger de todo mal, como vos me proteges a mí...


No hay comentarios:

Publicar un comentario